9 de mayo de 2017

Vecchia Finale

0 comentarios
 
La Juventus ha completado una Champions League espectacular con nueve victorias, tres empates y ninguna derrota (21 goles a favor y tan solo 3 en contra). Merecido premio el de la final que recuerda al de sus mejores épocas. Sin embargo, el conjunto bianconero tiene el reto de cambiar el pobre bagaje que tiene en la finales en las que tan solo ha ganado dos de las ocho que ha disputado


Por ejemplo, comparándolo con otros clubs de registros similares, el Barça también ha estado en ocho finales pero ha ganado cinco de ellas, tres más que la Juve. También se asemeja en finales a el Liverpool, que ha jugado siete y ha salido victorioso en cinco ocasiones.
Esta pobre estadística comenzó con el gran Ajax de Cruyff en 1973, en la que salió derrotado por 1-0. Se repitió la historia en 1983 con el Hamburgo y por el mismo resultado. Tras sus dos finales victoriosas en 1985 (1-0 al Liverpool) y 1996 (penaltis al Ajax), volvieron las finales negras. En 1997 perdía por sorpresa 3-1 ante el Borussia Dortmund, y un año después lo hacía ante el Real Madrid por 1-0. En 2003 prosiguió con su fatal registro al perder por penaltis frente al Milan. La historia se repitió en 2015 frente al Barça que le derrotó por 3-1.


Este equipo serio, rocoso y contundente es merecedor de estar entre los mejores de la historia del club, pero solo será recordado si logra romper con las noches aciagas y consigue su tercera orejona.